No seas un jefe, se un líder

Puede parecer lo mismo, pero no lo es, un jefe tiene una connotación militar y es quien da órdenes, un líder, sin embargo, es quien dirige a un grupo de personas. Claramente se logran más y mejores resultados siendo un líder que un jefe; y aquí te dejamos unas diferencias para que tomes en cuenta:

Un jefe hace del trabajo una carga, un líder lo hace un privilegio. El jefe pone a hacer tareas como algo que hay que hacer, el líder las hará ver como algo que hace crecer tanto en las habilidades del trabajo como en otras de la vida diaria.

El jefe sabe hacer las cosas, el líder enseña como se deben hacer. Eso integra a los empleados y hace que quieran aprender más por su cuenta.

El jefe manipula a la gente, el líder la prepara.  El jefe mueve a la gente como piezas de ajedrez y el líder lo prepara para que actúen por sí mismos.

El jefe dice “vayan”, el líder “vayamos”. Un líder va a tomar un proyecto como suyo y trabajará en conseguir la meta.

El jefe llega a tiempo, el líder adelantado. El líder debe ser proactivo  y adelantarse a las cosas.

Un líder hace de la gente ordinaria gente extraordinaria. Un líder motiva a la gente a dar lo mejor de sí.

Un jefe busca el poder y el dinero, un líder la oportunidad de hacer algo y dirigir a la gente para conseguirlo.

Por eso no seas un jefe, se un líder, y así lograrás conseguir los objetivos de tu empresa.

Publicado en Blog y etiquetado , .