¿Mucha demanda y mucha competencia o poca demanda y poca competencia?

Si estás en la fase de querer poner una empresa pero no sabes de que… Probablemente te preguntes cual sería la mejor opción. Entre las opciones a elegir, podemos escoger poner una empresa en un giro no explotado donde no hay mucha demanda pero tampoco mucha competencia o lanzarnos en un giro con mucha demanda pero con muchos competidores.

Definitivamente, sin el factor de la competencia, todos nos lanzaríamos a un mercado de mucha demanda, pero ya que la vida real no funciona así, vamos a analizar las opciones.

Un mercado con poca demanda y poca competencia te ofrece la ventaja de que lo que lances, la gente prácticamente se verá forzada a comprarte a ti, pero, si es algo que de plano no les interesa, ni así vas a lograr sobresalir. ¿Qué se puede hacer en este caso? Bueno, puede parecer difícil, pero si lo haces, te garantizas el éxito de tu empresa, haz que tu giro se vuelva popular, lanza campañas a favor de él, promociónalo en redes sociales, hazle toda la publicidad que puedas, que la gente hable de ello y así llame la atención. Eso atraerá curiosos y los que logres conservar mantendrán tu negocio a flote.

Un mercado con mucha demanda y mucha competencia te ofrece que ya es un mercado conocido, por simple probabilidad, es factible que la gente vaya a comprarte, pero hay tanta competencia que si no te destacas sobre los demás, va a ser difícil que sobrevivas, lo que tienes que hacer, es hacer las cosas diferente a los demás, igualmente lanzar campañas publicitarias para que te conozcan, trata bien a tus clientes porque la publicidad de boca en boca igual es muy importante.

¿A qué conclusión podemos llegar? No hay una mejor opción por si misma, todo depende de como la manejes, escoge la que mejor te acomode y de algo que te guste para que el camino al éxito sea más placentero.

Publicado en Blog y etiquetado .