Deseo o Preferencia… ¿Cuál es mejor para tu marca?

Ahora hablaremos de que es lo mejor para tu marca… El deseo o la preferencia. No son lo mismo y hablaremos de eso más adelante.

El deseo siempre ha existido, desde los primeros humanos, el deseo es aquello que pasa de la razón y anhelamos, nos motiva a hacer muchas cosas… Quien es capaz de generar deseo es capaz de controlar a la gente.

El poder del deseo ha sido empleado por religiones, civilizaciones y, por supuesto, las marcas.

¿Quién no desea llegar al mejor club de la ciudad en un Ferrari o un Audi? ¿O tener un Rolex? Por eso hay marcas llamadas “Love Brands”, marcas que generan deseo. Pero… El deseo puede no ser suficiente.

Las marcas más deseadas no son necesariamente las que lideran sus categorías. Por mucho que mucha gente desee un Ferrari, no todos pueden comprarlo.

Y esto no aplica solamente cuando se trata de marcas de súper lujo, hay varios factores que pueden hacer que tu marca deseada sea o no sea elegida. El deseo es importante, pero la preferencia lo es aún más.

La preferencia es lo que te hace escoger una marca por encima de que desees otra. Se puede desear una marca y no elegirla y se puede elegir una marca y no desearla. Pero el que gana es que tiene la preferencia. De nada sirve ser deseado si no te compran.

Para que el deseo se transforme en preferencia debe darse:

-Accesibilidad para comprar la marca y relacionarse con ella.

-Competitividad para que tu marca sea lo suficientemente buena como para justificar la ruptura del control racional.

-Respuesta. Que la marca sea capaz de satisfacer las expectativas.

El deseo debe transformarse en preferencia para que tu empresa vea resultados positivos.

 

Publicado en Blog y etiquetado , , .